Gecko Leopardo Bebé

Si acabas de adquirir (o vas a adquirir) un gecko y estás aquí, lo más seguro es que se trate de un gecko leopardo bebé o joven (también llamados baby). Así que estás en el lugar perfecto para aprender los cuidados que necesita un gecko para que se convierta en un gecko leopardo adulto fuerte y sano. En todo caso, si quieres saber más de un tema en profundidad, como la alimentación, deberías visitar las secciones de la web. Ahora sí, vamos a ver cómo cuidar un gecko leopardo bebé.

¿Cuándo es adulto un gecko leopardo? Cuando mide unos 20cm o aproximadamente al año. Técnicamente le llamaríamos adulto joven. Otra forma de saberlo es cuando consiguen su característico cuerpo moteado.

Características del gecko leopardo bebé

Consideramos un gecko leopardo bebé al gecko que como mucho tiene un par de semanas como mucho. Normalmente nada más nacer miden unos 7 – 10 centímetros y pesan entre 2 y 5 gramos. De bebé no tendrá tantas manchas y en lugar de puntos, serán rayas o franjas e incluso círculos, aunque a veces depende de su fase.

Gecko leopardo bebe también llamado baby recién nacido con unos días de vida

Preparando el terrario

Si tu gecko leopardo es muy pequeño o es un bebé, es recomendable utilizar un contenedor o terrario de plástico. Estos terrarios son baratos y no son muy grandes, perfectos para una cría de gecko leopardo. Si por el contrario tu gecko es algo más grande, puedes utilizar su futuro gran terrario aunque sería mejor dividirlo. Si tienen mucho espacio puede llegar a ser intimidante y sentirse intranquilo.

terrario plastico

El mejor sustrato para terrario que puedes aplicar, es el papel de cocina. Es blando, cómodo, barato y fácil de limpiar. No utilices sustrato que pueda comerse como la fibra de coco.

Dentro del terrario vamos a preparar algún tipo de escondite donde puedan reposar. Si no tenemos un escondite prefabricado, podemos utilizar un trozo de un envase de plástico que sea oscuro y opaco. También podemos dejarle un pequeño bol con agua, aunque lo más seguro es que no lo necesite y lo ignore.

Cuando ya tengamos el terrario preparado, es mejor que lo coloquemos en un sitio sin mucho ruido. También evita a ser posible que no hayan otras mascotas cerca curioseando, como los gatos.

Introduciendo al Gecko bebé en el terrario

Cuando por fin tengas preparado el terrario, es aconsejable que no cojas a tu gecko leopardo por arriba, ya que se pondría nervioso por instinto pensando que eres un depredador. La mejor forma es meter la caja donde lo tengas dentro del terrario, abrir la tapa y dejar que salga por su propio pie.

Aunque no hay una fecha exacta, normalmente la gente suele esperar una semana antes de moverlo al terrario grande. Esto depende de cada gecko y de cada dueño, a veces es mejor esperar más tiempo. Si quieres saber más sobre el perfecto terrario para gecko leopardo te dejo el enlace aquí.

Cómo manipular

Este paso es muy importante, ya que determinará cómo se comportará con las personas en el futuro. Es recomendable  que los primeros días lo dejemos tranquilo en su nueva casa, ya que estará más agitado. Si intentas manosearlo siendo un bebé, lo más seguro es que responda defensivamente.
 
Siempre que vayamos a manipularlo tenemos que hacerlo de forma suave. Hay que dejar que se suba por su propio pie en nuestra mano. Otro punto que tenemos que tener en cuenta es conseguir que nos relacione con cosas buenas, como la comida. De esta manera cogerá confianza y estará tranquilo con nuestra presencia, dejándose acariciar.

Alimentación

Al ser unas crías, necesitan gran cantidad de nutrientes para desarrollarse correctamente. Así que vamos a ofrecerle insectos nutritivos como grillos y tenebrios. Es posible que al principio no coman por el estrés, es algo normal.
 
Al ser tan pequeño, tenemos que seguir la regla de que los insectos no sean más largos que la anchura de su cabeza. En el caso de que vayas a utilizar grillos de tienda recuerda que los venden por tamaño, así que escoge los grillos que cumplan esa regla. Aunque en mi opinión es mejor utilizar tenebrios (gusanos de la harina) cuando son crías.

Cómo alimentar un gecko bebé

Cuando vayamos a darle de comer los tenebrios, podemos aprovechar para dárselos junto al calcio y la vitamina D3 y se lo serviremos en un pequeño bol o vaso. Es recomendable no dejarle el bol dentro ya que puede tomar la costumbre de elegirlo como el punto donde defecará (normalmente escoge una esquina y se acostumbrará a hacerlo en el mismo sitio)

Bol de tenebrios para alimentar a un gecko bebé

También tenemos que tener en cuenta que cuando son jóvenes mudarán de piel más frecuentemente. Para ayudarles a que puedan mudar con facilidad, mantén su refugio húmedo con unos buenos niveles de humedad o puedes darle baños.